Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales | Adiós a Juli Carbonell
18344
post-template-default,single,single-post,postid-18344,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
 

Adiós a Juli Carbonell

Adiós a Juli Carbonell

Julieta Salas de Carbonell se llevó con ella su eterna sonrisa, pero dejó grandes recuerdos entre quienes la conocieron y disfrutaron de sus libros.  Compañera de vida de quien ocupara el Sillón XXX de la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales (Acfiman), Luis Manuel Carbonell, se descubrió tardíamente como escritora cuando, llena de recuerdos, de información y de inquietudes, decidió hacer un taller de escritura.

Juli Carbonell, como era conocida,  publicó en 2009 su primer libro a los setenta años, editado por la Fundación Empresas Polar,  del cual Pedro Cunill Grau destacó en la introducción: “Estamos frente a la primera obra de quien tiene la audacia de incursionar en un complejo género literario ajeno a su formación. Este sueño, donde imbrica vivencias autobiográficas con artes culinarias, titulado Caminos y fogones de una familia merideña”.

Dos años mas tarde una nueva publicación la revela como divulgadora de la historia de la ciencia, al relatar las aventuras de la expedición que descubrió  las fuentes del Rio Orinoco, hace justamente 70 años. El misterio de las fuentes , editado por la Acfiman, es una combinación muy certera de narración épica, divulgación de la ciencia y la técnica y crónica de la vida cotidiana de estos aventureros venezolanos y franceses, entre los que se encontraba el jovén médico Luis Carbonell.  En la introducción la autora  expresó  que la importancia clave de la expedición estuvo en la incorporación del Alto Orinoco a la conciencia geográfica nacional, en más de un aspecto: con ella se proclama un nacimiento del Río Padre, se penetra una de las últimas regiones con indígenas temidos, y se impulsa la exploración científica de la región y con ello su integración a la nación.

En 2015, la Acfiman vuelve a editar un libro de Julieta Salas en su colección Divulgación Científica y Tecnológica. Se trata de Vívido sur que según explica una reseña de Miguel Ángel Rodríguez Lorenzo, “expresa diversas y distintas narraciones de épocas, lugares y protagonistas diferentes, en algunos casos lo es la propia autora, conectados en torno a un elusivo sur venezolano que lo mismo es Amazonas, Bolívar, Apure, el Delta o la lejana Europa, de donde llegaron algunos de los personajes que desfilan por sus 183 páginas”.

Juli Carbonell fue una gran  aliada y amiga de la Acfiman. Desde la muerte de su esposo auspicia, junto a sus hijos Pedro Enrique y Julio Manuel Carbonell Salas y a través de una fundación, el Premio Luis Manuel Carbonell Parra destinado a reconocer y valorar los aportes hechos por personas o instituciones dedicadas a la conservación del ambiente.