Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales | Acfiman insta al gobierno a no aplicar las vacunas cubanas y menos en niños
18757
post-template-default,single,single-post,postid-18757,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Acfiman insta al gobierno a no aplicar las vacunas cubanas y menos en niños

Existiendo otras vacunas avaladas para su uso en menores como Sinopharm y Sinovac, la inoculación con modelos experimentales contraviene sus derechos a la salud y el bienestar, establecidos por la ONU.

En un comunicado hecho público este 12 de noviembre, la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales (Acfiman) exhorta al Gobierno nacional a no utilizar los candidatos vacunales Abdala y Soberana 02 en la población venezolana y, en particular, en los niños, y lo insta a utilizar las ya existentes y avaladas por los organismos internacionales.

Como parte de las medidas de control de la COVID-19 en el país, los candidatos vacunales Abdala y Soberana 02, fabricadas en Cuba, están siendo aplicadas a los venezolanos menores de 12 años desde este mes de noviembre.

Explica el documento de la corporación científica que el desarrollo de vacunas exige protocolos estrictos que demuestren su eficacia y seguridad y que son avalados por entes reguladores reconocidos internacionalmente. “A la fecha, no se han publicado en revistas científicas resultados que evidencien la efectividad de estos prototipos vacunales, tampoco estos han sido autorizados por la Organización Mundial de la Salud, por la agencia reguladora venezolana, Instituto Nacional de Higiene, o por algún otro organismo normalizador independiente. Por lo tanto, la aplicación de estos prototipos vacunales en la población venezolana es un proceso experimental, para el cual se requiere del consentimiento, en el caso de los niños, de sus padres o representantes, previa exposición y justificación de las razones y los riesgos implícitos“. Agrega el comunicado que, existiendo otras vacunas avaladas para su uso en niños como Sinopharm y Sinovac, la inoculación con modelos experimentales contraviene sus derechos a la salud y el bienestar, establecidos en los artículos 3 y 24 de la Convención sobre los Derechos del Niño (ONU, 1989).

 

La Academia de Ciencias venezolana insta una vez más al Ejecutivo a que considere como prioridad alcanzar la máxima cobertura de vacunación en toda la población elegible, favoreciendo a los grupos más vulnerables, particularmente las personas mayores con comorbilidades o con riesgo incrementado de contagio, grupo etáreo en el que todavía el porcentaje de vacunación requerido para el control de la COVID-19 es muy bajo.

 

Descargar pronunciamiento